Sorprendentemente saben a mucho más de lo que pensamos a primera vista. Un toque picante, a rúcula, a regaliz… no solo son bonitas a la vista sino que la aportación de las flores comestibles en la gastronomía van más allá de lo meramente decorativo.

Flores en la mesa

Su uso culinario data desde hace mucho en culturas como la china, griega o romana, como por ejemplo las flores de calabacín o los pétalos de rosa en algunas culturas asiáticas, sin embargo las flores comestibles han pasado muy desapercibidas en las cocinas de los hogares, sólo sirviendo de elemento decorativo en algunos restaurantes.

¿Quién no recuerda las codornices con pétalos de rosa que desatan las pasiones en los protagonistas de la novela (y película) Como agua para chocolate, de Laura Esquivel?

Desde hace ya algún tiempo chefs de alta cocina las han ido incorporando, como por ejemplo Rodrigo de la Calle con su restaurante El Invernadero un imprescindible de la nueva cocina verde.

ensalada-de-flores-y-remolacha-del-restaurante-el-invernadero-de-rodrigo-de-la-calle
Ensalada de flores y remolacha de El invernadero, de Rodrigo de la Calle

Pero es hora de que les perdamos el miedo y veamos su uso  de forma algo más habitual en nuestras cocinas, porque tanto por lo visual como por lo gustoso merece la pena aprender sobre ellas.

Flores en la cocina

Hace poco tuvimos la suerte de conocer a Laura, alma mater de Innoflower, empresa dedicada a la producción y comercialización de flores comestibles sita en Zaragoza y nos enamoramos de su proyecto y de la gran variedad que proponen en su tienda online, lo que permite que podamos disfrutar de muchas variedades, como los grandes chefs.

Porque, atención, no se trata de coger flores por el campo! Cuidado, porque hay algunas flores que no se pueden comer porque pueden llegar a ser incluso letales, por lo que solo deben consumirse las que estemos seguros de poder usar de forma culinaria.

Algunas flores comestibles que descubrimos (más allá de la menta y las violetas)

Las bocas de dragón son ideales para rellenar, con una crema de queso con anchoas por ejemplo o las conocidas flores de calabacín (algo más fáciles de conseguir en temporada) rellenas de queso mascarpone son deliciosas.

flor-de-calabacinLos pétalos de la caléndula son ideales para platos de pescados, carnes o ensaladas, además de que su uso medicinal es muy conocido.

calendula

Y la flor de borraja sabe a pepino.

flor-de-borraja

En tartas las hemos visto últimamente más por diversas cuentas de Instagram, ya que el aporte estético que aportan en la repostería es indudable.

? ??? ??? ?? ?? ?? ?? ??? ?? ?? ????? ???? ??? ? ?? ???. ??? ????? ????.???? #???????#????

A post shared by ??? (@jadore________) on

Taller de Cocina con Flores

Para aquellos que os apetezca conocer un poco más éstas y otras variedades de flores comestibles hemos preparado un taller de cocina con flores para este próximo domingo con un añadido especial de a mano de Irene, de Semilla Salvaje, para poder también decorar la mesa con un precioso centro floral.

centro-flores

Un taller con el que queremos celebrar la llegada por fin de la primavera! Llámanos al 91 552 76 98 y no te lo pierdas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*