El martes pasado Ana, madre de dos alumnos de Apetit’oh de 8 y 9 años, nos contaba que sus hijos han pedido por su cumple una semana más del curso de cocina que estuvieron realizando en verano:

“No paran de repetir que se lo pasan bomba. La verdad es que nosotros en casa cocinamos bastante y comemos de todo. Pero gracias a esta experiencia mis hijos han estrechado su relación con la cocina. 

Han aprendido a cortar y pelar verduras con mucha seguridad y han conocido nuevas técnicas de cocina e ingredientes. ¡Se han soltado! 

Ahora se involucran muchísimo en casa en las comidas y las cenas. Participan activamente en ellas. Además, llegan muy orgullosos trayendo tuppers con lo que han cocinado durante el curso. ¡Están impacientes por que probemos todo!”. 

Ana, madre encantada de tener hijos cocinillas

Que tus hijos te preparen la cena, el sueño de cualquier padre que llega cansado del trabajo. 

(Junto a que colaboren un poco más en casa, por supuesto).

Lejos de resultar irónico, es una realidad. 

Testimonios como los de Ana, y los de otros padres de alumnos de nuestra Escuela de Cocina, aseguran que es uno más de los beneficios de que los niños aprendan a cocinar.

Pero… ¿qué beneficios son estos, exactamente?

En este artículo te contaremos cuáles son exactamente las ventajas de que tus hijos cocinen, los beneficios de cocinar en familia con los niños, y te propondremos algunas actividades para que puedan disfrutar ya entre fogones:

  • Los beneficios de la cocina para los niños.
  • ¿Por qué es tan importante que los niños empiecen a cocinar?
  • El fenómeno Master Chef Junior.
  • Cuáles son los beneficios de que los niños cocinen.
  • Te proponemos algunas actividades para disfrutar ya de la cocina.

Verás que después de leer esto no vas a dudar en inscribir a tu peque en el próximo curso de cocina para niños que encuentres.

Beneficios de la cocina para los niños

Empecemos por lo básico.

El entorno de la cocina es la alternativa perfecta para que se diviertan, a la vez que desarrollan habilidades como contar correctamente las cantidades de una receta o perfeccionar la motricidad fina, en el caso de los más pequeños. 

Si además, cuidamos de que esto suceda durante una actividad diseñada acorde a una edad concreta rodeados de niños con intereses y necesidades similares, cocinar puede generar resultados maravillosos en nuestros hijos. 

Por ejemplo, aprender a proponer soluciones atractivas ante lo preestablecido, o expresar correctamente una idea. 

Saber trabajar en equipo y ser una persona creativa son dos de las cualidades que los grandes grupos empresariales buscan entre los candidatos a altos directivos. Algo que curiosamente también se promueven en las actividades de Team Building que organizamos para empresas

Apuntar a tus hijos a un curso de cocina para niños es concederles la oportunidad de desarrollar estas habilidades de manera natural y precoz.

¿Por qué es importante que los niños empiecen a cocinar?

Digamos que neurológicamente, cocinar funciona igual que lo hace el juego en la mente de nuestros hijos.

Les ayuda a asimilar con la práctica conocimientos que favorecen la maduración, y a prepararles para la vida adulta a través de una experiencia agradable y motivadora, especialmente diseñada para su edad.

Los últimos estudios de Neurociencia prueban que unir aprendizajes a sensaciones gratas, ayuda a fijar con más solidez los conocimientos en los niños.

El fenómeno Master Chef Junior

Niños y cocina.

En los últimos años parece imposible unir ambos términos sin pensar en este programa de televisión. 

Pero en Apetit’oh, organizamos nuestros cursos y talleres de cocina para niños con una fórmula distinta a la de un mero concurso de cocina. Añadir otros formatos nos permite alcanzar beneficios a más largo plazo

Opinamos que el foco de las actividades para niños no debe ser únicamente la competición, sino también la transmisión de aprendizajes y de destrezas útiles para un desarrollo humano equilibrado. 

Por ejemplo, el formato del campamento de verano no es el de un campeonato cualquiera. Incluye actividades individuales y grupales en un ambiente amable y participativo.

Además, en ocasiones, es interesante que los padres e hijos cocinen juntos.

Evidentemente, cocinar juntos es algo que se puede hacer en casa simplemente siguiendo cualquier receta de cocina para niños que encontremos en internet. Pero la realidad es que hacerlo en un entorno profesional aporta más valor, es más emocionante, y se aprende mucho más.

¿Cuáles son los beneficios de que los niños cocinen?

Te contamos en detalle por qué tus hijos pueden fortalecer su autoestima, repasar las matemáticas, y evitar el sobrepeso. Lejos de ser una mera actividad rutinaria destinada a adultos, cocinar puede potenciar su desarrollo en 10 aspectos.

Aumenta su compromiso con las tareas en casa: 

Los niños se conciencian del peso de las labores domésticas que llevan a cabo los progenitores. Como por ejemplo preparar la comida para toda la familia. También la importancia de hacer la lista de la compra y de ceñirnos a un presupuesto. 

Es una buena manera de que se impliquen en casa y lo hagan por interés propio, no porque los padres se lo pidamos.

Ganan en autonomía y les hace sentirse orgullosos de los resultados obtenidos. 

Nada como invitar a un delicioso plato cocinado por ellos mismos para transmitir todo lo que han aprendido. Coronarse como un buen cocinero mantendrá viva su curiosidad y las ganas de mejorar.

Seguramente en unos años recordarán estos momentos divertidos con cariño, pero también debido a que es una actividad que les impulsa a la evolución.

Aprenden a manejar herramientas potencialmente peligrosas con seguridad. 

Como por ejemplo, cuchillos o la vitro cerámica. Pero también, el funcionamiento de los grandes y pequeños electrodomésticos, como por ejemplo una batidora o un robot de cocina. 

También aprenderán labores higiene y limpieza, y por qué son tan importantes para la salud del cocinero y de los comensales.

Hábitos saludables de alimentación. 

Comprenden la importancia de comer bien y equilibrado. 

Qué alimentos son apropiados, sanos, y cuáles no lo son. Por qué escoger ingredientes de temporada, de buena calidad y frescos ayuda a prevenir la temida obesidad infantil. 

Comprenden que seguir el orden de una sucesión de tareas es importante para alcanzar un buen resultado.

Seguir correctamente las instrucciones de una receta es clave para conseguir el plato deseado. 

Esto es algo útil a la hora de desarrollar, por ejemplo, proyectos para el colegio o la universidad. O incluso, en tareas tan rutinarias como montar un mueble.

Perfeccionan las matemáticas, aplicadas a la vida cotidiana. 

Se familiarizarán con el cálculo de cantidades, unidades de medida y sus equivalencias. A sumar, restar y a utilizar las fracciones. 

Comprenderán por qué es necesario integrar estos conocimientos para desenlvolverse en el día a día.

Promueve el trabajo en equipo y el juego deportivo. 

Favorece que los niños aprendan a comunicarse entre ellos, expresen sus opiniones, y expliquen con detalle una idea. A que realicen tareas conjuntamente y aprendan la relevancia de integrar a todos los miembros de un grupo. 

En definitiva, potencian las relaciones humanas.

Desarrolla su creatividad. 

Cuánta importancia tiene saber que existe una multitud de caminos posibles que llevan a un mismo objetivo. 

Aporta muchos recursos útiles para la vida real y adulta.

Conocen otras culturas y países a través de recetas e ingredientes internacionales. 

Comprenderán que la forma de comer a veces es distinta. También que los alimentos más populares en cada país son diferentes, pero igualmente interesantes y sabrosos.

Y también tomarán más contacto con su propia cultura. A través de ingredientes y platos tradicionales. 

Ayuda a estrechar los lazos de la familia. 

Cocinar y comer juntos es la manera perfecta de pasar tiempo de calidad.

También es una forma de desconectar de la rutina y de compartir tareas cotidianas. A veces, no hay que hacer grandes planes para encontrar algo divertido que hacer con nuestros hijos.

¿Te gustaría que tus hijos desarrollaran todas estas habilidades?

Estás buscando una actividad divertida para hacer todos juntos y en familia?

Nuestra Escuela de Cocina tiene 10 años de experiencia organizando actividades de cocina para niños y adultos.

Te invitamos a que conozcas todas las actividades que estamos organizando actualmente para los niños, a las que puedes apuntarte ya:

Taller para Niños y Jóvenes Chefs.

De 8 a 15 años. Con recetas fáciles con las que aprenderán técnicas básicas para desenvolverse en la cocina mejor que algunos adultos.

Click aquí para saber más

Talleres familiares

Un taller para disfrutar en familia con los más pequeños de la casa. A partir de 3 años, ven a disfrutar de una clase práctica. Cada mes una temática diferente.

Click aquí para saber más acerca del próximo que tenemos.

Chef Camp.

El campamento de navidad y verano que celebramos en las vacaciones para niños entre 8 y 15 años. Perfecto para que aprendan a desenvolverse solitos en la cocina, aprendan recetas de todo tipo y preparen la cena a los padres. 

Cumpleaños infantiles.

Perfecto para niños cocinillas, porque cocinar entre amigos siempre es divertido. Preparan ellos la merienda, aprenden un montón de recetas y disfrutan de una mesa de dulces y de una tarta casera. Todo al gusto. Además el cumpleañero se lleva un regalo muy chef.

Click aquí para contactar 

Actividades para colegios.

Diseñadas de manera personalizada para la ocasión, adaptadas al tiempo, el número de niños y objetivos deseados. Desde un taller, una formación o una charla. ¡Lo que necesites!

¿Todo el mundo listo para que comience la diversión en la cocina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*