Quizás por el boom mediático de los programas de cocina, cada vez más personas se interesan por la gastronomía en todas sus facetas, una de ellas: aprender a cocinar.

aprender a cocinar

Cocinar no es algo rutinario y aburrido que como hacemos tantas veces al día debamos menospreciar, sino todo lo contrario. Como dormir bien, es una rutina que debemos aprender a valorar y darle la importancia que tiene en nuestra vida.

Echando cuentas nos pasamos comiendo de media en nuestra vida ¡6 años! Por lo que  creo que es algo a lo que debemos prestar mucha atención.

Así que es verdad como decía Cicerón que “Hay que comer para vivir, no vivir para comer”  y más allá de la retórica de sus palabras, no hay verdad más profunda.

Los humanos además somos los únicos animales que cocinamos lo que nos comemos (salvando algunas especies de primates que también tiene algunas procesos básicos que podemos considerar transformar el alimento, no conozco más casos, si hay zoólogos en la sala que lo confirmen!), así que el aprendizaje de ese proceso debería ser fundamental, prácticamente desde nuestra infancia.

Además de la importancia de comer bien en general, que sería la mejor excusa para aprender a cocinar, hay muchas otras razones que te vamos a contar.

Es saludable

cocina saludable

Son muchas las personas que se han acercado a nuestra escuela de cocina buscando mejorar sus hábitos para poder adelgazar o encontrarse mejor.

Aprender a cocinar comida casera (como la de antes) evitando productos procesados es uno de nuestros pilares y muchas veces con esas premisas tan sencillas se puede mejorar nuestro peso, nuestra digestión o nuestra salud intestinal.

“Pero es que yo no tengo tiempo”.

“Pero es que cocinar solo para uno…”

“Pero comer bien es caro”.

“Pero es que como en el trabajo y ahí es imposible”.

Nunca hay excusas para comer mal. Ya te explicamos cómo con el batch cooking y cocinando solo una vez un día se puede comer bien toda la semana. Y no es cosa de magia, sino de organización y evitar caer en malas tentaciones cuando vas al supermercado. Y hay trucos para comer bien en la oficina, ideas para platos para una persona y muchas cosas más que nosotras enseñamos cuando se viene a aprender a cocinar.

Es una forma de ahorrar

ahorrar

Si aprendes a cocinar, a leer una receta y a planificar un menú, te será muy fácil hacer la lista de la compra y no caer esas malas compras de última hora.

Además al cocinar más cantidad puedes aprovechar a congelar y tener comidas listas para otros días, y siempre aprovechar los restos que te queden.

Cocinar y ahorrar es un arte que muchas de nuestras abuelas y madres cultivaban sin apenas darle importancia y que ahora hemos perdido en la mayoría de hogares.

¿Cuántas verduras tiras porque se te han pochado en la nevera porque no sabes ni que hacer con ellas, pero que insistes en comprar porque es bueno comer 5 al día?

Es creativo, relajante y da buen rollo

aprender a cocinar

Es verdad que hay gente que comería con una píldora y que por lo tanto gastar tiempo en cocinar le parecerá una pérdida absoluta. Esto es como la gente que le gusta dormir y a la que no.

Pero también conocemos muchos casos, incluso de gente muy ajetreada y estresada que utilizan esta deliciosa rutina tan necesaria para relajarse. Una copa de vino y un objetivo de receta claro, y ya no necesitan más. Da muho gusto ver lo rico que te sale algo.Y si encima cocinas para alguien no te digo dónde te puede llevar eso.

Además aprender a cocinar es un proceso creativo que requiere tener la cabeza activa, para recordar ingredientes, procesos e improvisar si algo falta (y no bloquearte).

Es una forma de conocer gente

aprender a cocinar

Creo que la parte que más gusta, sobre todo de nuestros talleres largos (novatos y más que novatos) es la parte en que nos sentamos a cenar y disfrutamos de lo aprendido con una copa de vino y una charla. 

Créeme que de nuestros cursos y sus grupos de wasapp han salido verdaderas amistades que se han ido juntos incluso de vacaciones, y alguna pareja hemos tenido la suerte de ver nacer.

Grupos de amigas, compañeros de trabajo, familias cocinillas… aquí cualquier excusa es buena para ponernos a cocinar con todos.

Es cultura

aprender a cocinar

Es una de las mejores formas de aprender la cultura de un lugar. 

En los últimos años son cientos los jóvenes estudiantes extranjeros que aprovechan su estancia en Madrid para aprender a cocinar con nosotras cómo se hace una paella y otras recetas típicas, siendo una de las actividades que más les divierte (sobre todo dar la vuelta a la tortilla).

Y muchos sois los que nos llaman interesados en nuestros cursos más internacionales: mexicana, colombiana, japonesa… porque si además los profesores son nativos es una maravilla la de anécdotas gastronómicas que cuentan y nos enriquecen.

Empieza nuevo curso (con Apetit’Oh!)

apetitoh

Así que ya sea con nosotras, o en cualquiera de las escuelas de cocina que hay en Madrid, te invitamos a que pruebes y aprendas o mejores tus dotes de cocina.

Este es el 9º curso que comenzamos, ilusionadas como siempre, con mariposas en el estómago como si fuera la primera vez.  Nuevos alumnos, nuevos cursos, nuevos retos, cada otoño repetimos la misma expectación, pero este año con algunas novedades:

Estrenamos NUEVA WEB!!!!!! Esperamos que os guste porque, como a toda la escuela, tocaba hacer limpieza de armarios (virtuales) y deseamos que os guste el cambio.

Y tendremos nuevos cursos con nuevas caras, nuevas profesoras magníficas que van a empezar a colaborar con nosotras para poder enseñaros a disfrutar de este noble arte que nos tiene a muchos enloquecidos. No te pierdas nuestros calendarios llenos de cursos de cocina para todos los gustos porque os estamos esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*