Acabamos de terminar de comer y ya pensando en que vamos a cenar. ¿Te suena? A nosotras nos pasa mucho, y ahora en Navidad es inevitable, sobre todo si tienes que organizar los menús de todas las fiestas.

En Nochevieja siempre optamos por un picoteo divertido y original, para probar cosas ricas y que tengamos variedad. Además como es para cenar no queremos estar muy llenos, que todavía queda la comida de Año Nuevo.

Y por eso os dejamos una sencilla receta para sorprender esta noche tan especial, ya que además de deliciosa, es muy resultona por la presentación en copa o vasito.

Verrine de cordero, crema de rábano y menta

Ingredientes:

  • 300 grs de carne de cordero
  • 200 grs de queso fresco
  • Rábanos
  • 2 dl de nata
  • Hojas de menta
  • Sal y pimienta

Preparación:

Tritura el rábano con el queso fresco, unas hojas de menta, sal y pimienta. Reserva en el frigorífico.

Corta el cordero en cuadraditos y saltealo en la sartén.

Montaje:

Echa los trozos de cordero y en el momento de servir añade la crema de rábano bien fría, y encima pon unas hojas de menta.

Aqui tienes la videoreceta:

¿Y vosotros qué cenáis la última noche del año?

¡Si quieres más ideas no te pierdas nuestro taller del sábado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*