Nuestro taller de Arroces&Risottos es de los más demandados. Qué tendrá el arroz que nos vuelve locos? Y sin embargo, qué tendrá que incluso a grandes cocineros les cuesta darle «el punto».

Taller de arroces

El quid está en el grano

Este delicioso y variado cereal es de los más consumidos en el mundo y existen ¡más de 2000 variedades! Por esta razón es muy importante saber qué tipo de arroz le va a cada plato, porque nada tiene que ver un arroz de grano corto con uno largo.

Por ejemplo, para un risotto lo mejor es arborio o carnaroli. Al tratarse de un plato meloso lo mejor son granos cortos, que tengan un nivel alto de almidón. Y sin embargo no se tiene que deshacer, admite mucho líquido y tiene una alta consistencia. risotto

Para la paella, aunque ya hemos oído y visto verdaderas atrocidades con este plato tan delicioso que a muchos nos vuelve locos, aqui no hay opción: arroz bomba o calasparra, y si es D.O Valencia mejor que mejor. Necesitamos un arroz redondo que permite absorver mucho líquido sin perder su textura, es decir quedando suelto.

paella

Para ensaladas y acompañamientos la mejor variedad basmati o jazmín, porque tiene mucho aroma. Y también muy recomendable el arroz integral, que es el más recomendado a nivel nutricional.

basmati

Para sushi, el mejor es el arroz glutinoso, de grano corto y que se apelmaza sin pudor, porque para esto nos viene fenomenal. El arte de lavar el arroz para conseguir esa consistencia, la forma de cocción, incluso el enfriado en muy importante para conseguir un sushi exquisito. sushiLos japoneses que para el arroz son unos genios ya que lo consumen muchísimo (sería nuestro equivalente al pan) esperan con ganas la temporada de recogida de la cosecha porque ellos perciben la diferencia entre un arroz «nuevo» y uno «viejo». Y en base a eso también controlan la cantidad de líquido a echar en la cocción.

Si tienes oportunidad de ir a un curso de sushi con Yoka Kamada descubrirás todos estos secretos de una forma muy divertida. Plan muy recomendable!

Cómo hacer arroz blanco

Parece una tonteria, pero no todo el mundo sabe hacerlo, y es tan básico como hacer un huevo frito (otra cosa no tan sencilla para los novatos).

Lo más importante: la proporción de agua y arroz, que será siempre de 1 taza de arroz por 2 de agua.

arroz blanco

Ingredientes

  • 1 taza de arroz grano medio (insisto: si varías esta cantidad tan solo tienes que variar también la cantidad de agua en proporción 1:2 recuerda)
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo entero con piel
  • 1 cucharadita de sal

Receta

En una cacuela pon una cucharada de aceite, calentamos y echamos el arroz en la cacerola y una cucharadita de sal, y removemos hasta que el arroz se quede transparente. Añadimos el agua y ponemos el fuego fuerte para que empiece a hervir. Una vez que rompa a hervir baja el fuego a lento y deja que hierba 20 minutos.

Tras este tiempo el agua debería haberse consumido.

Prueba un grano para comprobar que está en su punto (en la cocina todo hay que probarlo). Hay arroces que pueden necesitar algo más de tiempo como el integral.

En ocasiones con dejarlo reposar ya se consigue el punto perfecto.

Si tienes jóvenes chefs en casa esta receta es básica para su supervivencia en futuros eramus y casas compartidas asi que ponles a practicar.

Arroz con…

Creo que casi todo es susceptible de comerlo con arroz: con conejo, con pescado, con pollo, con verduras… incluso arroz con leche! ¿A ti cual te gusta más?

Ya en el blog os contamos una receta perfecta para acompañar el risotto blanco (la base de todo risotto), pero si quieres aprender más ya sabes: ven a la escuela!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*